domingo, 25 de marzo de 2012

EL CAS Y SU INCOMPATIBILIDAD CON LA FUNCIÓN MÉDICA

                             (*) Jesús Carrasco Mosquera
El reciente proyecto de Ley aprobado por el Congreso de la República, por el cual se ha pretendido eliminar el régimen del contrato administrativo de servicios-CAS, precisa la obligación de que en dicho sistema se labore bajo una jornada máxima de ocho (08) horas diarias o cuarenta y ocho (48) horas semanales, autorizando la posibilidad de que este mismo régimen de contratación se siga aplicando en aquellas entidades en las que existe jornada laboral reducida por Ley especial, sin advertir que esta ciega aplicación genera una grave afectación al estatus laboral de aquellos grupos ocupacionales cuyas carreras públicas se rigen por ley propia.  
  
Es el caso de los profesionales de la salud, específicamente y solo por citar algunos ejemplos, los médicos  y odontólogos, cuyas carreras profesionales se regulan por leyes especiales (DL 559 y Ley 27878, respectivamente) que además de disponer el derecho a una jornada máxima de seis (06) horas diarias ó 36 horas semanales, incluyendo sus guardias, disponen también de manera expresa que su ingreso a la administración pública solo puede hacerse bajo la modalidad de un nombramiento en el régimen laboral público (DL 276) o a través de contrato a plazo indeterminado en el régimen de la actividad privada (DL 728), según sea la entidad en la que van a laborar, con el respectivo goce de todos sus derechos y beneficios. Es evidente que la aplicación del CAS en hospitales del Estado para contratar profesionales de la salud, resulta ilegal por cuanto va restringir los derechos ya señalados.

Otro elemento ignorado por la norma aprobada, es el derecho que tienen estos grupos ocupacionales al ejercicio de una Carrera Pública ascendente -talvez el único sector de la administración estatal donde si funciona este principio- por el cual médicos, odontólogos y químicos farmacéuticos sujetos a regímenes laborables estables pueden acceder a cargos de jerarquías, alta dirección y dirección ejecutiva, mediante concursos internos meritocráticos en los que evidentemente no pueden participar los profesionales CAS al no pertenecer a carrera pública alguna. Dicho esto en otras palabras, significa que un médico CAS nunca podrá asumir la dirección de su hospital y mucho menos la jefatura de su servicio, precisamente por la inestabilidad que le otorga el DL 1057 y la reciente noma aprobada por el Congreso.

Resulta lamentable ver a médicos CAS en los distintos hospitales del MINSA y EsSalud padeciendo desiguales remuneraciones a cambio de extenuantes jornadas de trabajo que en muchos casos superan las 190 horas mensuales (45 horas semanales), quienes no reciben bonificaciones por las guardias nocturnas efectuadas, ni se les entregan sus respectivos mandiles y uniformes para desarrollar su faena en consultorios y quirófanos, y a quienes se les niega su derecho a servirse del mismo refrigerio nocturno del cual gozan sus colegas estables en los comedores hospitalarios, todo ello por el solo hecho de ser trabajadores CAS, llegando al extremo de negarles el derecho de Lactancia Materna a aquellas doctoras que se atrevieron a iniciarse en la maternidad y que, a duras penas, se les otorgó su derecho al descanso pre y post natal.    

Un caso aparte es ESSALUD, entidad pública que desde el 01.01.11 pertenece a la Actividad Empresarial del Estado regulada por el Fondo Nacional de Financiamiento del Estado-FONAFE, en virtud a la Ley de Presupuesto de dicho año, y que desde esa fecha hasta la actualidad persiste en la masiva convocatoria y contratación de trabajadores vía contratación administrativa de servicios, pese a encontrarse expresamente prohibido por el artículo 2º del mismísimo DL 1057, que dispone que el CAS no es aplicable en las empresas del Estado sujetas al ámbito del FONAFE. Es decir, esta entidad no ha advertido o no quiere advertir que los contratos CAS a partir del año 2011 devienen en ilegales, y como tal deben ser dejados sin efecto y convertidos a contratos de plazo indeterminado bajo el régimen laboral privado – DL 728, que es el régimen natural por el cual se regula EsSalud.    

Tenemos así que el Congreso y Ejecutivo no han respetado un principio elemental del derecho constitucional, consistente en que una ley general no puede oponerse a una ley especial ni superponerse a ésta última, lo que implicaba que la norma aprobada por el Parlamento debió, cuando menos, excluir del ámbito del CAS a los profesionales de la salud quienes ya tienen una ley especial que regula su ingreso y permanencia en la carrera pública.

Es evidente que el CAS es incompatible con la función médica asistencial, siendo este cuestionamiento uno más de los tantos que existen para que el Presidente Humala observe la autógrafa de la norma y la devuelva al Congreso para una reflexión final y así aplicar los correctivos necesarios evitándole un daño mayor al Estado.
------------------------------------------------------------------------
Este artículo fue publicado el Domingo 25.03.12 en el diario EXPRESO:

BONUS TRACK-INVITACIÓN:
Se invita a todos los lectores de este humilde blog a sintonizar el día Martes 27.03.12 a horas 12am el programa radial que conduce la destacada periodista Rosa María Palacios en RADIO CAPITAL, donde se abordará la problemática del CAS y el actual panorama frente a la reciente norma modificatoria aprobada por el Congreso. Este servidor ha sido invitado a participar.

4 comentarios:

  1. Luis Alberto Lara Morán26 de marzo de 2012, 19:34

    Excelente artículo doctor...lo felicito!!! La misma observación a la norma promulgada merece respecto a los profesionales de la Educación.

    ResponderEliminar
  2. ANTE TODO UN SALUDO CORDIAL, SOLO PARA HACERLE UNA PREGUNTA. PUEDE UN CAS PERCIBIR DOBLE RETRIBUCION EN LA MISMA INSTITUCÍON ?? OSEA UN CAS PUEDE A SU VEZ DICTAR UN CURSO PARA LA MISMA INSTITUCION ??. MUCHAS GRACIAS DOCTOR

    ResponderEliminar
  3. Primeramente felicitarlo por la muy comprensible y excelente explicación sobre el "Régimen CAS y su incompatibilidad con la Función Médica", y aprovechando la oportunidad hacerle la siguiente consulta: ¿Es correcta la sanción con llamada de atención con copia a legajo de no cumplir algunas metas? esto justamente en los Médicos contratados por CAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por sus comentarios y preguntas.
      El cumplimiento de metas de una entidad estatal no es responsabilidad individual de un trabajador CAS, sino colectiva de toda la institución, por tanto dicha sanción resulta ilegal. Además, cualquier llamado de atención o apercibimiento debe estar precedido de una solicitud descargo.

      Cualquier consulta, hagánmela llegar al siguiente correo electrónico: jesucarmo@hotmail.com

      Eliminar