jueves, 5 de mayo de 2016

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL REAFIRMA INCOMPATIBILIDAD DEL CAS CON LA PROFESIÓN MÉDICA (Al confirmarse exclusión de profesionales de la salud de la Ley SERVIR)


                                                                                                                                                                

                                                 (*) Jesús Carrasco Mosquera
                                                                        jesucarmo@hotmail.com
La reciente sentencia del Tribunal Constitucional – TC expedida en el proceso de Acción de Inconstitucionalidad contra la Ley 30057 y publicada el 27/04/16 (Exp. 00025-2013-PI/TC y acumulados), por la que se declara inconstitucional parte de la Ley del Servicio Civil o Ley SERVIR, al ordenar la inclusión de entidades anteriormente excluidas de su ámbito (Sunat, Contraloría, Congreso, BCR y SBS), ha confirmado al mismo tiempo la validez constitucional de la exclusión de aquellos grupos de trabajadores que cuentan con ley especial que regule su carrera, como es el caso –entre otros- de los profesionales de la salud regulados por Ley 23536 (Médicos, odontólogos, QFs, tecnólogos, enfermeras, obstetrices, Etc.)   

Así, el TC desarrolla en los fundamentos 63 y 64 de su sentencia, la necesidad de respetar aquellas actividades profesionales que por su especial naturaleza o particularidad de la prestación del servicio, cuentan con regulación legal propia, señalando que éstos deben regularse por ellas mismas y no por la Ley SERVIR, infiriéndose que tales trabajadores al estar excluidos de dicho régimen, deben pertenecer al régimen laboral que predomina en su entidad, y evidentemente no se les puede seguir afectando con el contrato administrativo de servicios – CAS.

Es evidente que derechos tan especialísimos en la carrera de la Salud, como son la jornada máxima de 150 horas, el acceso al residentado médico u odontológico, la participación en concurso de jefaturas asistenciales y de directores hospitalarios, entre otros (que ya contiene al principio Meritrocrático), podrían verse restringidos en caso pasen a ser regulados por entes externos como el SERVIR, lo que justifica inequívocamente el por qué deben quedar excluidos de su ámbito.
  
En consecuencia, el TC abre la gran oportunidad para exigir a aquellas entidades como ESSALUD, se abstengan de seguir contratando profesionales médicos por CAS, y al mismo tiempo, se despeja el camino para que aquellos médicos, odontólogos, QFs, enfermeras, Etc., afectados por este lesivo contrato administrativo, puedan demandar ante el Poder Judicial la desnaturalización de sus respectivos vínculos CAS y exigir su conversión al contrato del régimen general de la actividad privada DL 728 a plazo indeterminado (con el respectivo reconocimiento de sus años de servicios y el pago de beneficios laborales: CTS, gratis, Etc, desde su fecha de ingreso).
Este portal hace un llamado a toda la profesión médica y asistencial afectada por el contrato administrativo de servicios - CAS, para que hagan valer sus derechos en los canales que correspondan y pone a vuestra disposición la asesoría legal de su autor.

(*) Abogado constitucional y laboralista.




No hay comentarios:

Publicar un comentario